Mary Kay Ash. Inspiración empresarial

MARY KAY

Mary_Kay_Ash 07

“Atrévete a ser criticado públicamente”
-Mary Kay Ash

Ash fue millonaria y mujer de negocios en un mundo que, comparado con el de ahora, era avasalladoramente sexista. Sus ideas de negocio estaban décadas, adelantadas a su época y fueron consideradas radicales. Mary Kay logró adquirir un status de celebridad y esta situación la aprovechó al máximo, teniendo como seguidores a Laura Bush, Fanni Flagg, incluso a miembros del equipo de futbol de los Dallas Cowboys. Cuando murió, sus colaboradores de ese momento y de antes, se formaron para ofrecerle tributos acompañados de intenso llanto. Su personal la adoraba.

Su nombre real era Mary Kathryn Wagner. Nació en Hot Wells, un pueblo de Texas. Sus padres tenían un Hotel y un Restaurante bastante populares. Cuando Mary cumplió 7 años su padre contrajo tuberculosis y tuvo que hospitalizarse de manera permanente. Su madre vendió los negocios y toda la familia se mudó a Houston. Su madre trabajaba turnos de 14 horas en un restaurante y Mary ayudaba en la limpieza del hogar y la preparación de los alimentos en casa. A pesar de sus limitadas circunstancias, su madre siempre fue la mayor inspiración de Mary Kay.

Mary se casó muy joven con un hombre que atendía una gasolinería y cantaba en una banda local. Tuvieron tres hijos y el matrimonio no funcionó, se divorciaron y el hombre regresó a la Segunda Guerra Mundial. Por si fuera poco, Mary Kay se quedó con tres hijos a los que tuvo que sacar adelante. Ash comenzó a estudiar medicina, trabajó como secretaria y obtuvo un empleo de medio tiempo en Stanley Home Productos (SHP), una empresa que vendía productos para el hogar. La historia cuenta que fue esta empresa la que comenzó a realizar las “fiestas para ventas” como aquellas por las se hicieron famosas Tupperware y Avon. Mary Kay asistió a una convención de SHP en Dallas y eso cambió su vida. Cuando se coronó a la Reina de las Ventas en la convención, de pronto Mary descubrió que tenía una meta. Al año siguiente Ash fue la Reina de las VENTAS pero luego tuvo tanto éxito que sacó de quicio a la junta directiva de SHP que, finalmente, la envió a Dallas para limitarla.

En 1952 abandonó la compañía y comenzó a trabajar en World Gifts, otra empresa de ventas directas. En su primer año ganó 1,000 dólares mensuales, equivalentes a unos 8,000 dólares actuales. Sin embargo allí se repitió la misma conducta de SHP. Ash trabajó 11 años en World Gifts a la que dejó por varias razones, una de ellas es que quería escribir un libro para mujeres de negocios y otra de las razones es que estaba cansada de ser soslayada para favorecer a hombres menos calificados.

“Sabía que se me negó la posibilidad de alcanzar mi máximo potencial sólo por el hecho de ser mujer”.

A pesar de que Ash trató de escribir su libro, las cosas fueron sucediendo de una manera distinta y todas las ideas que había recopilado para formar los capítulos se convirtieron en su propia compañía. Más adelante, para responder a la pregunta de cómo logró el éxito con tanta rapidez, la empresaria dijo: “La respuesta es que, como era una mujer madura con venas varicosas, en realidad no tenía mucho tiempo para darle vueltas al asunto. A mí no me interesaba el aspecto de los dólares y los centavos del negocio. Mi objetivo al establecer Mary Kay era ofrecerles a las mujeres el tipo de oportunidades que no existían en ningún lugar. Ash a menudo decía: “Quiero que sean las mujeres mejor pagadas de los Estados Unidos”.

La empresa comenzó con 11 consultoras de belleza y generó utilidades por 200,000 dólares en ventas el primer año. Al año siguiente cuadruplicó sus ganancias. En 1964 comenzó una de sus tradiciones: el seminario de la compañía. El primero que realizó fue básicamente una reunión para comer. Mary cocinó pollo y preparó gelatina para las 200 personas que conformaban la empresa. Se llevó a cabo en una bodega con globos y papel crepé. Aquella comida fue el primero de los famosos seminarios de la empresa. En 2009 asistieron 35,000 personas, mayoritariamente consultores que, como manejaban sus propios negocios, también tenían que pagar sus viáticos y gastos de hospedaje.

Ash se retiró en 1987 y en 1996 sufrió un ataque. Su salud nunca fue buena a partir de entonces. Murió en 2001 a los 83 años. En 2010 las ventas de la compañía fueron de un poco más de 3 mil millones de dólares.

A pesar de desarrollarse en un ámbito controversial, en realidad muy poca gente tuvo críticas negativas. Pero claro, esto es ninguna sorpresa si tomamos en cuenta que sus motivos para hacer las cosas fueron, en casi todos los sentidos, sumamente nobles.

#AbrazoEmprendedor
Emprendiendo
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Síguenos en Youtube

Un comentario en “Mary Kay Ash. Inspiración empresarial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s