Lo que debes tomar en cuenta al hacer un contrato

IGUALDAD

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”

-Montesquieu

El contrato de tus servicios por parte de algún cliente es ese tramo del camino emprendedor que te llena de alegría, pues es la casi culminación de tu esfuerzo de venta, (recuerda que una venta se cierra cuando ésta se paga) pero es muy importante que al redactarlo seas cuidadoso y pongas en claro tus condiciones, derechos y obligaciones de las partes contractuales para tu protección y la de tu cliente.

Cuando redactamos un contrato, debemos observar atentamente todos los detalles. De otra forma no estarás blindado frente a imprevistos y podría salirte muy caro.

¿Por qué y para qué un contrato?

La principal intención de un contrato es proteger (fundamentalmente contra lo que pueda suceder si, por cualquier razón o circunstancia, no se cumple el acuerdo). La penalización dependerá de los términos acordados y puede llegar a ser verdaderamente considerable.

Crea un contrato aceptable

Para que un contrato sea aceptable y no se considere inapropiado, excesivamente severo o inadecuado por cualquier otro motivo, es importante que se den algunos otros factores. Si el contrato forma parte de la negociación, asegúrate que:

  • Lo comunicas claramente sin que se dé la posibilidad de ser malinterpretado.
  • Mejora la relación entre las partes, si es necesario de forma continuada.
  • Permite que el acuerdo avance y se cumpla de forma eficaz e inmediata.
  • Dota al acuerdo de flexibilidad necesaria.
  • Conecta lógica y convenientemente con los aspectos prácticos del proceso.

Establece políticas

En cualquier organización, independientemente de su tamaño, la primera cuestión es averiguar quien toma las decisiones relativas a las políticas y a quién debes consultar al respecto. Si eres el encargado de estos asuntos, perfecto; sino, quizá aún así tengas algo que aportar. Busca situaciones que no estén cubiertas por la política existente y aporta datos que insten a modificarla o actualizarla.

 

Cuestiones fundamentales

Los contratos deben establecer claramente:

  • Los fundamentos del acuerdo.
  • La terminología utilizada por ambas partes (por ejemplo, ¿es lo mismo posponer que cancelar?).
  • Fechas, horarios y plazos.
  • Los procedimientos, documentación y las cuestiones administrativas involucradas.
  • Todas las cuestiones financieras sin ambigüedades.

Sé meticuloso, piensa detenidamente en todos los detalles y asegúrate de que se incluyen en su totalidad desde un principio.

Recuerda: El contrato debe contemplar todas las posibilidades y evitar cualquier tipo de ambigüedad. De su redacción dependerá el éxito de posibles reclamaciones.

@Emprendiendo

¡Abrazo emprendedor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s