La GRAN diferencia entre parecer rico y realmente serlo

“Cualquier persona que viva dentro de sus posibilidades sufre por su falta de imaginación”

-Oscar Wilde.

 

Hace un par de años quizá, me encontré con un libro verdaderamente sorprendente. Confieso que, al empezar a leerlo y conforme lo fui haciendo, todo lo que pensaba sobre los millonarios quedó desmitificado. Recordé muchas de las cosas que hice en mi época de “rockstar” y se resume con aquella frase popular tan atinada “el que nunca tuvo y llega a tener, loco se quiere volver”.

Al empezar a recobrar la conciencia fue cuando me tope con este maravilloso libro que les recomiendo lo lean y tengan siempre a la mano. Este libro me ayudó a abrir los ojos, despejar mi mente y darme cuenta de la realidad, esa realidad que está ante nuestros ojos pero jamás nos detenemos a observarla y analizarla.

Si te preguntara, ¿Cómo crees que sea la vida de un millonario?, ¿Qué crees que coma?, ¿Dónde compra su ropa?, ¿Cuánto paga por un corte de cabello?, ¿Cuánto cuesta la casa donde vive?, ¿Qué auto conduce?, ¿Qué vino es el que consume? , etcétera seguramente me contestarías que su vida está llena de lujos extremos, come manjares costosísimos en restaurantes increíbles, su ropa es exclusiva y de diseñador famoso, tiene una mansión con una extensión de construcción impresionante, conduce autos del año de marcas de lujo y toma vino sólo del más caro. Esto es lo que la mayoría cree y no hay nada más alejado de la realidad.

Este tipo de excentricidades sólo las llevan a cabo las “celebridades” ya que ellas son el propio producto que ante los ojos de los consumidores debe dar cierta imagen, una imagen que sea aspiracional y que venda.

El libro del que les hablo es “Viva como un verdadero millonario” de Thomas J. Stanley en el que acertadamente nos dice; “antes que usted gaste un centavo más, lea este libro y vea la diferencia entre volverse millonario y actuar como si lo fuera”.

¿Sabías que más millonarios de los que tu crees viven en casas de menos de $300,000 dólares y no en mansiones de $1 millón de dólares o más?, ¿Sabías que hay más millonarios que conducen Toyotas que BMWs? ¿Qué decir de sus casas de segunda?

Pocos se vuelven ricos a causa de sus altos ingresos y el número aun es menor si sus ingresos no son tan altos. Lo más interesante de todo es que casi toda persona tiene la capacidad de volverse adinerada –sin un súper ingreso-, y para hacerlo hay que dejar de actuar como celebridades, poner manos a la obra y VIVIR INTELIGENTEMENTE desde el punto de vista financiero para realmente llegar a ser uno verdadero.

Toma el control de tu vida, recobra tu conciencia y hazte partícipe de tu realidad.

Cierro con una frase de Jacinto Benavente Bienaventurados sean nuestros imitadores porque de ellos serán nuestros defectos”. Siempre SER, nunca PARECER.

¿De qué lado quieres estar?

MillionGirl

Les mando un abrazo financiero.
¡Ánimo y éxito!
Milliongirl
Sígueme en twitter: @Imilliongirl

2 comentarios en “La GRAN diferencia entre parecer rico y realmente serlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s