Cómo emprender un negocio sin capital

Iniciar sin dineroTal parece que hoy, las dos opciones favoritas de capitalización para iniciar un negocio son:

1) Cediendo parte del negocio que aún no ha nacido. ¿Cómo? recurriendo a socios, ángeles inversionistas, créditos bancarios, créditos gubernamentales, y

2) Tratando de conseguir dinero a fondo perdido.

¿Pero por qué se consideran estas opciones como las principales?

Porque se está vendiendo de manera súper efectiva lo fácil e inmediato:

  • De inmediato obtendrás capital y lo lograrás fácilmente. Sólo llena unos cuantos formularios en línea, del organismo de tu preferencia (casi siempre gubernamental) o “vende” tu idea a personas con grandes capitales que están dispuestos a darte un poco de su dinero a cambio de gran parte de tus utilidades. Y lo mejor de todo es que 5 minutos bastan para hacer tu presentación (pitch) y al terminar recibir millones y millones para hacer realidad tu, digo su, no, no, tu sueño.
  • De inmediato obtendrás el conocimiento y desde luego la experiencia necesaria. Basta con asistir a programas, talleres y cursos de Emprendimiento, que en muchas ocasiones son impartidos por personas que NO han construido negocios exitosos, por supuesto NO son empresarias y algunas, incluso, NUNCA han emprendido un negocio.
  • Tu nuevo negocio escalará rápidamente hacia peldaños cada vez más rentables y también es ¡fácil!. No te quiebres la cabeza tratando de pensar en cómo hacerlo, para eso existen las ¡aceleradoras de negocios! ¡faltaba más!.

La lista de beneficios fáciles e inmediatos podría ser muy larga, pero con estos puntos basta para aclarar la idea. Y desde luego, cabe mencionar que detrás de cada una de estas iniciativas, hay cazadores. Hay “emprendedores” cazadores de recursos y también hay cazadores de “emprendedores”. Así, con comillas. ¿Qué cosas no?

Pero las cosas, al parecer, no son igual para todos. También hay verdaderos Emprendedores, que hoy, mañana y siempre, han construido sus negocios con capital cero, sin deudas y sin ceder parte o todo su negocio a estos cazadores de ideas. Y si te preguntas cómo lo han logrado, la respuesta es muy sencilla, y vale la pena recordarlo siempre: Los negocios no necesitan capital para iniciar. Necesitan capital para crecer.

Te parece una locura ¿verdad? Y vaya, no nos pongamos literales, obviamente el dinero será necesario siempre, pero el capital necesario para iniciar lo puedes obtener directamente de tu bolsillo. La idea es comenzar siempre con lo mínimo indispensable. ¡Conoces varias historias de negocios exitosos que comenzaron en un garaje! Y si no las conoces basta con leer las biografías de Steve Jobs…. No ¡olvídalo! mejor da un paseo por tu ciudad y las descubrirás tú mismo. Ese gran restaurante tradicional que hoy posee 300 mesas, y al que acuden celebridades del mundo artístico y político, seguramente inició como un changarrito que dos personas, sin conocimientos empresariales y con unas pocas monedas iniciaron hace 50 años, con un anafre y una pequeña mesa. El 99% de las empresas exitosas NO nacieron como Facebook, eso es un hecho.

En resumen: Si quieres iniciar un negocio, no contemples la deuda para nacer. Inicia en pequeño, con lo que tengas y en donde estés. Para reunir un poco de dinero puedes vender algunas pertenencias o incluso conseguir un empleo y emprender tu negocio de manera paralela. Elimina el ego y la vergüenza, no hay nada de malo en comenzar pequeño y sí es muy malo que el ego te incite a comenzar a lo “grande” debiéndolo todo, pues, aunque es mejor ser positivo,  no sabes si el negocio va a funcionar.

¡No te compliques la vida! lo verdaderamente importante es comenzar a VENDER y reinvertir las utilidades. Así se nace y así se crece.

Cuando tu negocio adquiera seguridad financiera, podrás recurrir a créditos. -siempre y cuando tengas la certeza de poderlos cubrir-.

¡Be Glocal! Piensa global, actúa local. Comienza en pequeño pero siempre piensa en grande.  Recuerda que si quieres cazar un águila, debes apuntar a la luna.

 Con cariño:
@CesarDabian

4 comentarios en “Cómo emprender un negocio sin capital

  1. Esta lectura me hizo recordar de mis inicios que casi siempre he empezado hacer las cosas con muy pocos recursos, lo más gratificante es ver como crecen esas cuantas semillas que con mucho amor, pasion y sobretodo enfoque se expanden y se convierten en miles. Saludos

    Me gusta

  2. Felicidades por este MONUMENTAL ARTÍCULO. Sin lugar a dudas es de mis favoritos DE LA VIDA, de esos que lees una y otra vez para no desviarte del verdadero camino ya que como diría aquel poeta-cantante español “al infierno se va por atajos”. Gracias por tus palabras César. ¡Saludos millonarios de contado, nunca a crédito! 😀

    Me gusta

  3. Ésta era en la que vivimos donde todos buscan (buscamos) lo rápido y fácil, nos está absorbiendo pero sobre todo, engañando. Bajar de peso, tener pareja o familia, estudiar, EMPRENDER, se han vuelto actividades al vapor, se promueve que puedes hacerlo con poco (o nada) esfuerzo y será rápido. Nos estamos olvidando de disfrutar el proceso, el camino pues. ¡Excelente y muy motivador artículo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s