La interesante historia de “Hamacas de la costa” y su fundador: Álvaro Verdiguel

Éste es un tributo a esas personas que se introdujeron al mundo de los negocios por decisión propia, aquellos que decidieron arriesgar lo seguro por lo incierto. Éste es un homenaje a la historia de aquellos que, aun sabiendo que pueden perderlo todo, han decidido dejar su huella, provocar que su presencia se note y su ausencia se sienta, aquellos que han contribuido con su país, creando fuentes de empleo e ingreso para muchas familias. Es la historia de aquellos decidieron crear su futuro y lo lograron. Aquellos que conocemos como Héroes Emprendedores.

Les compartimos la historia de Hamacas de la Costa, en sus propias palabras.

Por: Ariana Solís

Fotografía:Franco Ortman

Emprendedor: Álvaro Verdiguel

Empresa: Hamacas de la Costa

Fecha de inicio de operaciones: 2009

Página: http://www.hamacasdelacosta.com/

Twitter: #/hamacasdelacost

Facebook: HamDelaCosta

Hamacas De la Costa®

Churumbela

Desde muy niño Álvaro desarrolló actividades donde recibía un pago o propina, mesero, hacia mandados, recolectaba latas de refresco, juntaba cables viejos que pudiera vender como cobre, entre otras actividades. Años después estudió la Carrera de Ingeniero Industrial Administrador en la UANL Facultad de Ciencias Químicas.

“Durante mi carrera participaba en diferentes concursos de planes de negocios o dinámicas empresariales donde lograba buenos resultados”.

A finales de su carrera Álvaro trabajó en la empresa Johnson Controls en su patio de operaciones coordinando las embarcaciones de productos hacia Estados Unidos hasta que decidió regresar a su ciudad de origen: Acapulco.

Contando con el apoyo de su mamá y familia comenzó la investigación sobre el tema de la Hamaca orillado por la peculiar situación de su hermana, quien tuvo hijas trillizas y una de las mejores opciones que consideró fue adquirir hamacas para la habitación de las niñas, percatándose que el llegar a un acuerdo entre consumidor y artesano era complicado. Ahí vislumbró la oportunidad de satisfacer las necesidades de un consumidor adecuando la cadena de valor, así da inicio el proyecto en el año 2009 y, como muchos emprendedores, sin el apoyo de una incubadora o asesoramiento profesional.

Su nombre surge del ambiente natural y tradicional de las hamacas: “Las costas”, razón por la que consideramos buena idea decir que las hamacas eran “De la Costa” y así no encasillarnos a una región geográfica y hacer hamacas de diferentes estilos, satisfaciendo a nuestro mercado objetivo.

Ubicados en Acapulco, Guerrero y orgullosos de ello, favorecen a su gente. Actualmente han trabajado con más de 100 personas a lo largo del proyecto, en núcleos altamente marginados económicamente y de alta probabilidad delictiva como son las colonias con altos índices de marginación y Cárceles del Estado de Guerrero. Detectamos que es una población con una habilidad importante y que busca una oportunidad para desarrollarse sanamente en su comunidad.

Incorporando materiales, en su mayoría sintéticos, dan como resultado un balance entre durabilidad y suavidad, los cuales son factores importantes para el cliente, además, constantemente se encuentran investigando y proponiendo materiales que cumplan con la característica de funcionamiento. Su filosofía se traduce en mantenerse abiertos a diseñar cualquier idea del cliente.

“Ellos ponen la imaginación y Hamacas La Costa la transforma en hamacas”.

Su visión para un futuro próximo es ser líderes de exportación en México y activar la industria hamaquera en Guerrero y como consecuencia, generar más empleos para los habitantes de Guerrero,  otros estados y por qué no en otros países, afirma Álvaro.

Han aprendido a dejar de hacer cosas por miedo. Creen firmemente que vencerlos es el reto de todo emprendedor y el error común que todos experimentamos es no dar el paso, o no tocar la puerta por miedo ¡Hay que aventarse! nos dice.

Consideran al e-commerce y redes sociales algo básico en estos días, en sus propias palabras: “No hay tiempo que perder y tienen que entrarle y aprender a dominar estas herramientas altamente recomendables”.

Considera fundamentales las lecturas en el tema emprendedor, algunos ejemplos: ¿Quién se ha llevado mi queso?, El arte de la Guerra, Padre RicoPadre Pobre, entre otros.

Álvaro continúa con una metodología de desarrollo de proyectos aprendida y desarrollada en su tesis de la Universidad.

Hamacas De la Costa®

“Sólo perfeccione unos detalles y comencéUna recomendación muy importante es encontrar un proyecto que te apasione y hacerlo todos los días.

Muchos colegas están en la etapa de nadar contra la marea y es cuestión de “resistencia”, en medida que superen esta etapa, las aguas se calmarán y podrán nadar a donde sus sueños los dirijan”.

Churumbela

5 comentarios en “La interesante historia de “Hamacas de la costa” y su fundador: Álvaro Verdiguel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s