Los tres pilares del liderazgo (Parte 3 de 3)

TERCER PILAR

continúa... INTEGRIDAD: Este pilar es sumamente importante ¿Por qué? Imagina un rico y jugoso pastel, tu favorito. Está recién hecho, puesto sobre tu mesa y listo para comerse, pero al quitar la caja que lo envuelve descubres que sólo hay dos terceras partes del pastel, no está completo. Lo primero que te viene a la mente es que tú ordenaste un pastel completo, es más, pediste un pastel entero, y sólo tienes dos terceras partes de un pastel. Tu pastel, definitivamente, no está completo. Lo más seguro es que tomes la decisión de devolver el pastel, o en último caso decidas comértelo. Pero como éste es un momento muy importante en tu vida y estás haciendo un gran festejo, posiblemente ya no lo disfrutarás igual. La sensación de comerte un pastel entero no será la misma que comerte dos terceras partes de un pastel ¿Por qué hacer tanto énfasis en el pastel completo? Porque quiero que sepas que exactamente lo mismo pasa con las personas. Una persona íntegra es una persona completa, es aquella que dice lo que piensa y que actúa en base a lo que dijo que hará. Es una persona honesta, este punto de la honestidad hay que recalcarlo, es importante que quede bien claro. Una persona íntegra, por el hecho de ser honesta, nunca va a hacer sentir mal a las demás personas, al contrario, como es íntegra, encontrará el modo de decir las sugerencias correctivas a los demás (siempre lo hará a solas, nunca delante de otros) y sin herirlos. A menos que lo que tenga que decir sea edificante porque entonces sí lo proclamará públicamente. Una persona íntegra es confiable, respetuosa de todos y cada uno de los seres que habitan el planeta, trata a las personas por igual y respeta a la naturaleza, es bondadosa, servicial, sabe dar y darse a los demás. Ahora imagínate a alguien con una gran disciplina, una gran pasión por lo que hace y con sus metas bien claras y definidas (tiene una gran visión), pero resulta que no es íntegra, no respeta a los demás, no es servicial, no toma en cuenta a las personas, no hace lo que dice que hará, le gusta burlarse de los demás, es mentirosa y nunca regala nada a nadie, ni siquiera su tiempo. Los demás dejarán de confiar en esa persona ¿Por qué? Porque es una persona incompleta, carece de integridad. Es como el pastel entero que esperabas recibir, pero sólo te entregaron dos terceras partes. Sin este ingrediente (integridad) los líderes dejan de serlo, las personas en lugar de apreciarlos y confiar en ellos, comienzan a despreciarlos y a desconfiar de ellos. Ojo con este pilar. Hay un dicho que dice: “Todo se construye o se destruye por el liderazgo”. La falta de integridad puede destruir a personas, familias enteras y organizaciones completas. La integridad levanta familias, ciudades y hasta países completos.

Nuria J. Álvarez

Autora de Quiero Ser Líder ¿Qué Hago? www.ansup.com

Quiero Ser Networker ¿Qué Hago? www.ansup.com/networker.php

Twitter: nuriajalvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s