Tus propósitos, su propósito, nuestros propósitos.

Los propósitos de año nuevo hablan mucho de nosotros;  nuestras preocupaciones, nuestro compromiso, nuestra disciplina, lo que consideramos exitoso, los temores; y en el ejercicio de pensarlos y escribirlos podemos conocernos mejor y en nuestra labor emprendedora nos puede sorprender lo fructífero que resulta trabajar  y conocer los de nuestro equipo de trabajo.

¿Sabías que el 60% de las personas contemplan dentro de sus propósitos el cambiar de trabajo? La realidad es que muchos se sienten insatisfechos y en virtud de buscar una mejor vida, encontrar un trabajo nuevo es una prioridad. Imagina que entre uno o varios de los integrantes de tu equipo de trabajo se encuentre este propósito, y  que en  tu plan anual estés considerando ascender a alguno de ellos. A final de cuentas no podrías evitarlo, pero es cierto que la comunicación interna sirve precisamente para éste aspecto: para conocer a las personas que trabajan contigo y que se conozcan entre si. Ese debería ser el verdadero objetivo de la comunicación organizacional, por medio de esto crear un grupo de trabajo efectivo y cohesionado. Las diferentes dinámicas y estrategias que implementemos, además de permitir el flujo de información, deben ayudar a integrar mejor el equipo; la mejor manera de hacer eso es conociéndonos, pero ¿cómo podemos lograrlo?

Aprovecha los propósitos de año nuevo para realizar una dinámica que te permita interactuar con tu equipo de trabajo en un sentido personal y emocional. Si el número de personas que lo integran lo permite, toma un tiempo para que cada quien lea ante el resto sus 5 principales metas para éste año. No es perder el tiempo, no es echar la flojera, es invertir en tu personal.

Conforme vayan leyendo puedes ir preguntando, dar una opinión, lee también tus propósitos y comparen entre ustedes. Quizá se escuchen consejos o experiencias para llevar a cabo esas metas, descubrirás que es enriquecedor. De manera específica, pon atención a lo relacionado con el aspecto laboral, las expectativas que ellos tengan podrá ser útil para alguna estrategia de recursos humanos. Si alguno de ellos quiere cambiar de trabajo no reproches ni acuses, bríndale la confianza para que te platique sus razones, esto quizá no sea para intentar retenerlo pero sí para evaluar si las condiciones laborales están motivando y entusiasmando al personal o si hay que hacer cambios. Todos los comentarios deben ser bien recibidos y después analizados con objetividad; recuerda que la meta es recaudar datos no sólo estadísticos, si no percepciones, ideas, expectativas para desarrollar estrategias que colaboren a generar un mejor lugar de trabajo, esto repercute en un buen funcionamiento hacia el exterior y todos ganamos.

Si el número de colaboradores es excesivo para realizar ésta dinámica,  haz uso del e-mail o del pizarrón interno. Cada día enuncia un propósito genérico: “Hacer ejercicio” “Continuar mis estudios” “Conseguir un mejor empleo” y pide a todos que se enlisten si es que es ese uno de sus propósitos, pide algún comentario. Si hay desinterés en la dinámica, comienza por comentar abiertamente tus propósitos y cómo piensas lograrlos, realiza algún concurso interno en el que se vote por el propósito más inspirador y obsequia algo motivador.

Con los datos verás hacia donde se inclinan los propósitos (familia, salud, trabajo) podrás darte una idea del clima que se vive, tómate el tiempo para leer los comentarios y quién los hace, analiza si tiene relación con el puesto que desempeña. Por ejemplo, entre los propósitos de uno de tus vendedores está “ser más seguro de mí mismo” y sus resultados de venta no son los esperados, podrías intuir una respuesta de la razón de su desempeño.

No es tu responsabilidad ni del área de RRHH solucionar problemas personales, pero es importante conocer el clima que se mueve al interior para establecer estrategias en pro del bienestar integral, la reacción personal ante estas estrategias ya no te incumbe.

Aprovecha entonces esta fecha de propósitos de año nuevo para conocerte mejor y conocer con quién trabajas.  Lleva a cabo estas dinámicas y te sorprenderá la cantidad de información que obtendrás para encaminar mejor el barco.

Aline B. Suárez del Real Islas
Sígueme en Twitter: @ursulaamaranta
www.loquenoentraen140caracteres.blogspot.com
aline.suarezdelreal@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s