2014. Año Financieramente Responsable

 “La libertad conlleva responsabilidad” es una de mis frases favoritas y sin lugar a dudas es muy clara. Si demostramos a través de nuestros actos responsabilidad, gozaremos de una libertad a plenitud.

Muchas de nuestras metas en la vida tienen como columna vertebral el recurso financiero de por medio. Tal vez una de tus metas sea irte de viaje al extranjero por un largo tiempo, casarte, tener tu primer o segundo hijo, dejar el transporte público para tener tu auto, dejar de pagar renta para tener tu casa en fin, ¿te das cuenta que para todos esos sueños necesitamos el recurso financiero?

Hace algunos días en la red social de Twitter leí: –De los mediocres es el reino de Algún Día– Se oye fuerte ¿verdad?, pero es completamente cierta, si algo quieres, trabaja por ello, decídete a hacerlo y goza tu libertad al máximo.

Así como a cada año se le pone un nombre en especial en conmemoración o para crear conciencia sobre alguna causa, sugiero ponerle a este 2014 “Año Financieramente Responsable”.

Para que logremos que este 2014 haga honor a su nombre, te sugiero poner en práctica lo siguiente:

  1. Haz del ahorro, un hábito. Puede sonar como disco rayado pero es muy cierto. En ti está adoptar buenos y malos hábitos ¿verdad?, ¿Porqué no adoptar los buenos?
  2. Aprende a diferenciar deseos y necesidades. Cada uno de nosotros puede concebir un deseo y una necesidad de manera diferente, lo que para mi puede ser una necesidad, algunos otros lo verán como deseo y viceversa pero te has hecho la pregunta  ¿de verdad lo necesito? antes de comprar ese suéter negro que sería el número tres en tu armario.
  3. Ponle un presupuesto a cada cosa pero siempre por prioridades.  Alimentación, Transporte, Vivienda y Salud, son los imprescindibles y básicos en nuestra vida así que al conocer tu ingreso y obtenerlo, destina inmediatamente para ellos el presupuesto correspondiente. Es muy importante que antes de destinar dinero para Entretenimiento o Ropa y Accesorios, lo destines primero a tu rubro de Deudas y de Ahorro.
  4. Conoce tu nivel financiero y tu capacidad de pago. Esto es de vital importancia. Cada día hay más posibilidades de obtener créditos y con ellos la obtención de bienes pero es muy arriesgado sólo pensar que sí puedes pagar a tiempo, no es sólo pensar, es corroborar a lápiz y papel tu situación para tomar la mejor decisión.
  5. No consumas por convivir. Es muy común que por querer encajar en algún grupo de amigos, compañeros de trabajo o incluso familiares empieces a endeudarte para adquirir bienes o cosas que en apariencia crees que te hacen quedar bien con ellos. Con quien tienes que quedar bien es contigo y con tu tranquilidad, olvida a los demás ya que ellos no van a pagar tu deuda.
  6. Disciplínate. Sea cual sea tu meta debes centrarte en respetar lo que tienes que hacer para llegar a ella y siempre ponle fecha de término.
  7. Deja atrás el impulso y abre la puerta a tu conciencia. El 90% de las compras que hacemos las hacemos por impulso, esto quiere decir que no estamos conscientes de nuestros actos en ese instante, nos dejamos llevar por la emoción. Piensa, concientízate antes de comprar.
  8. Abre tu mente. Llega el fin de semana y la mayoría piensa que lo más divertido es ir de shopping a algún centro comercial. Si abres tu mente te darás cuenta que quedarte en casa y hacer alguna actividad en familia, salir al bosque o a algún parque en bicicleta, a jugar o caminar, darte la oportunidad de estrenarte como chef y experimentar para ti y tu familia,  probarte como pintor , decorador o incluso escritor resultará gratificante para ti y los tuyos ya que recordarás cosas que te gustaba hacer y que habías olvidado, te integrarás más, ellos te conocerán mejor y todos se darán cuenta que no sólo el consumir les provocará una sonrisa.
  9. No te conformes. Una vez que hayas llegado a tu meta no te quedes ahí, siempre proponte ahora una más grande. Siempre avanza, no te estanques.

        10. Con los pies en la tierra. Las metas que te propongas tienen que ir de la mano con tu situación financiera actual y con una vigencia realista. Está bien ser optimista pero no iluso, ya que si tu meta es demasiado grande y no es coherente con tu capacidad, no la lograrás y te causará mucha frustración.

Quiero que este 2014 logres ser una persona “financieramente responsable” y experimentes la verdadera libertad.

¡Salud!

Feliz Año 2014. Año Financieramente Responsable.

MillionGirl.

Sígueme en twitter: @Imilliongirl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s