LA ANTÍTESIS DEL LIDERAZGO. LOS DIEZ PUNTOS BÁSICOS QUE CONVIERTEN A UNA PERSONA EN TÓXICA

¿Por qué los demás me desprecian?

Todos los seres humanos convivimos día a día con las personas que se encuentran a nuestro alrededor, sólo que algunas veces pasamos por alto ciertos detalles. Olvidamos que los demás al igual que nosotros son personas con sueños, metas, objetivos que cumplir y con deseos de ser queridos, apreciados y valorados por las demás personas ¿Cómo es nuestra actitud y conducta hacia los demás? En este artículo se encuentran 10 puntos que debemos evitar para iniciar una relación armónica con las personas que se encuentran a nuestro alrededor.

  1. LA CRÍTICA.- Las personas criticadas se sienten desvaloradas. La crítica mata las ambiciones, los sueños y el orgullo de la gente. Las personas que critican se ganan el desprecio de los que se encuentran a su alrededor porque siempre están buscando una oportunidad para decirle a los demás qué están haciendo mal, en qué se equivocaron, qué es lo que no les gusta de los otros, por qué visten de ese modo, etc. Y  peor aún, procuran hacerlo delante de otras personas. Motivo por el cual se ganan fácilmente el descrédito sincero y genuino de la gente. Una persona que es criticada, difícilmente va a cambiar su actitud o comportamiento, por el contrario, estará a la defensiva repitiendo exactamente el mismo patrón de conducta que alguien más criticó.
  2. NO ESCUCHAR.- Una persona que no escucha a los demás, que cuando le hablan está pensando en otra cosa, que tiene la mirada perdida y que interrumpe constantemente a los otros para hablar sólo de sí mismo, dejando a un lado el sentimiento de los demás, logra rápidamente avanzar y colocarse en los primeros lugares de la lista de las personas más tóxicas y evadibles por los otros. A la gente le encanta ser escuchada, que realmente se tome en cuenta su opinión o punto de vista, sentir que está contribuyendo o aportando una idea. Cuando alguien no escucha a los demás, las personas dejan de tener un interés por esa persona, de participar o de contribuir en el trabajo que tenga que ver con él y surge una nueva emoción (resentimiento) hacia el que no escucha.
  3. LA BURLA.- Cuando una persona se ríe de alguien más porque se equivocó al pronunciar una palabra, al hablar frente a un público (pequeño o grande), al caerse por accidente, al perder en un juego, etc. genera automáticamente en la persona que está siendo receptora de esa burla, un sentimiento de odio y rechazo. A las personas les gusta reírse con los demás (acerca de algún chiste, una anécdota graciosa, etc.), no que los demás se rían de ellos.
  4. LAS MUESTRAS DE DISGUSTO.- Si quieres ganarte el desamor y rencor más honesto de las personas que se encuentran a tu alrededor, llega a una cita o reunión mostrando disgusto o descontento por estar ahí, observarás que rápidamente los demás te aislarán e ignorarán. A nadie le gusta juntarse con una persona que no se esfuerza por pasar un rato agradable y que muestra desagrado o molestia por cualquier cosa. De hecho, la mueca de disgusto no sólo se observa a la vista, sino que el estado de ánimo (negativo) es percibido y captado rápidamente por las personas que se encuentran cerca de la toxina.
  5. LA QUEJA.- Las personas que se están quejando continuamente de todo lo que pasa a su alrededor (el clima, el tráfico, la hora pico, el trabajo, las personas, el vecino, la ciudad, el gobierno, el futbol, el país, el compañero de trabajo, la crisis, los precios, la comida, etc.) logran que los que se encuentran a su alrededor no deseen convivir con ellos, o que los demás busquen algún pretexto (el más mínimo) para evitarlos. A nadie le gusta juntarse con personas que sólo ven el frijol en el arroz y que no asumen la responsabilidad de sus actos. Que siempre encuentran algo o a alguien a quien culpar para justificar el presente que hasta ahora ellos, y sólo ellos, se han fabricado a pulso.
  6. LA FALTA DE LEALTAD.-  La falta de lealtad con el que no está escuchando (hablar mal de alguien cuando no está presente) genera  automáticamente la idea en las personas que están siendo receptoras del mensaje, que esa persona hablará igual de ellas cuando no estén presentes. Una persona desleal se convierte rápidamente en una persona altamente tóxica. Creándose rápidamente ante los demás una reputación de chismoso, hablador y mal amigo. Provocando además un sentimiento de traición, que finalmente hará que la gente lo aísle.
  7. LA ADULACIÓN.- Adular es usar a las personas de manera servil para ganarse su voluntad. La adulación finalmente queda al descubierto. Cuando una persona no siente un aprecio genuino por los demás y sólo los está usando para lograr resolver algo que es única y exclusivamente personal, finalmente queda al descubierto y desenmascarado por la verdad. A la gente no le gusta sentirse usada y manipulada para que otros obtengan un beneficio particular.
  8. LA DESHONESTIDAD.- La persona que no cumple lo que promete, que pide a los demás que hagan alguna cosa y él mismo no la hace (como llegar temprano, ser positivos, usar correctamente la maquinaria, etc.), que no respeta sus decisiones, que es incongruente, que miente a los demás y ante los demás (sabiendo incluso que los otros saben que está siendo deshonesto), genera rápidamente un sentimiento de descontento, de falta de respeto y de incredulidad en las personas.
  9. LA INDIFERENCIA.- A las personas les desagrada convivir con gente que no sabe lo que quiere, no tiene interés en lo que hace y no sabe a dónde va. Las personas que no muestran interés por nada y que todo les da igual, se convierten rápidamente en personas repulsivas para otros. Aquellos que cuando les preguntas ¿Cómo estás? Te contestan: ahí pasándola o mal (con desgano) transmiten un sentimiento de insatisfacción personal que los demás no desean recibir ni sentir. La gente está ávida de juntarse con gente con pasión, determinación y ambición, que tenga sueños, entusiasmo y un deseo ardiente de hacer las cosas, con alguien que los contagie de su energía positiva y que les demuestre que todos los sueños se pueden lograr.
  10. LA FALTA DE SENSIBILIDAD.– Las personas que están demasiado ensimismadas o centradas en sí mismas para voltear a mirar a los que se encuentran a su alrededor, que no comprenden las cosas desde el punto de vista del otro, que no intentan ponerse en los zapatos de los demás para saber por qué piensan o actúan de ese modo, que no se esfuerzan en lo más mínimo por conocer a las personas, tanto, que ni siquiera se aprenden la palabra más hermosa que le encanta escuchar a de cada ser humano (su nombre). El resultado de esa falta de sensibilidad, es que los demás actuarán de igual modo frente a esa persona, diciéndose: si él no tiene interés en mí ¿Por qué lo voy a tener yo hacia él? Las personas lo ignorarán, y finalmente, esa persona pasa a formar parte de la fila de los nada deseados tóxicos.

Cada uno de nosotros sabemos cómo somos y cómo nos comportamos ante las personas que nos rodean. A veces creemos que estamos haciendo las cosas bien y no nos damos cuenta que lastimamos a los demás con nuestra actitud y conducta. Afortunadamente, los diez puntos aquí expuestos se pueden modificar cambiando primero nuestra actitud. Todo empieza con un pensamiento, luego un poco de conciencia, después una decisión. Se inicia con un deseo ardiente de ser diferente, de agradarnos, perdonarnos y amarnos primero a nosotros para que podamos hacerlo también con las personas que nos rodean. El mayor enemigo que tiene el ser humano es uno mismo. Por eso, es indispensable y necesario que cada persona se conozca y se descubra. Sólo así podremos acceder a nuestra gran caja de herramientas, mismas que nos ayudarán a descubrir que merecemos ser felices, respetados y amados. Comprenderemos entonces que los demás merecen exactamente lo mismo: felicidad, respeto y amor.

¿Qué hacer para descubrir el maravillosos ser humano que llevas dentro?

  • Asiste a Cursos de Superación Personal y Desarrollo Humano: Haz crecer tu corazón, tu mente y tu espíritu mediante cursos de desarrollo personal que te ayudarán siempre a ser mejor persona.
  • Medita: 20 minutos de meditación diaria te ayudarán a conocerte mejor, te convertirás en una persona más positiva, intuitiva, enfocada y relajada, ayudándote a disfrutar más cada momento de tu vida.
  • Perdona: El perdón es liberador y sanador. Para avanzar un peldaño más en tu desarrollo como el gran ser mágico, único y especial que eres, necesitarás usar el poderoso don del perdón.
  • Sé Proactivo: Aprende a aceptar que sólo Tú y nadie más es responsable de tus actos, sentimientos y emociones. Siempre da más de lo que esperas de ti mismo, supera el nivel de tus expectativas.
  • Disfruta la vida: Disfruta intensamente la gran oportunidad de la vida. La vida es un gran regalo que recibiste para desarrollar todo tu potencial, crear, trascender, ser feliz y generar abundancia.
  • Encuentra Tu Misión: Estás aquí para algo importante. Descubre qué es lo que más deseas hacer en la vida, cubre una necesidad, dale un valor agregado a tus acciones para beneficio de otras personas, usa tus talentos (aquello que mejor sabes hacer) y disfruta intensamente lo que haces.
  • Aprende a Amarte y Amar a los demás: El verdadero crecimiento de un ser humano aparece cuando descubres que eres un ser mágico, un respiro, aliento de vida, polvo de estrellas, que tienes un gran valor por el simple hecho de existir. Acéptate así de grande y ámate. De esa manera será mucho más fácil ver lo mismo en los otros y aprender a amarlos.
  • Aprende a Dar y Recibir: Aprende a recibir de ti y de los demás desde palabras bellas hasta un lindo regalo y haz exactamente lo mismo con las personas que te rodean: regálales una sonrisa, un buen saludo, unas bellas palabras, un tiempo de escucha o un hermoso regalo.
  • Siempre Sonríe: La sonrisa es el reflejo del alma. Instituye la sonrisa en ti, hasta que de tanto que lo practiques se convierta en algo natural. Si es necesario, comienza fingiendo y continúa haciéndolo. Te garantizo que llegará el día en que tendrás miles de razones cada día para sonreír; o mejor aún: no necesitarás ninguna para hacerlo.
  • Encuentra siempre algo positivo en cada circunstancia o persona: Todos los momentos de la vida son experiencias que te enseñan a crecer y ser más fuerte, aprovéchalos. Todas las personas tienen siempre algo positivo. Encuentra ese algo.
  • Conviértete en una persona congruente: Siempre actúa en base a principios y valores (honestidad, lealtad, excelencia, respeto, integridad, amor, justicia y bondad). Respeta tu palabra, a ti mismo, a las personas que te rodean, a todos los seres vivos y a la naturaleza.
  • Convierte la lectura en un hábito: Lee, al menos, un libro una vez al mes. Lee un libro que te regale un mensaje positivo y del que aprendas algo que puedas aplicar a tu vida para ser mejor persona contigo y con todos los que te rodean.

Nuria J. Álvarez

Autora de Quiero Ser Líder ¿Qué Hago?  www.ansup.com

Quiero Ser Networker ¿Qué Hago?  www.ansup.com/networker.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s