El secreto del fondo detrás de las formas. EDUCACIÓN FINANCIERA – LECCIÓN 03

¿Vives en un mundo capitalista? Entonces tu vida es un juego ¿Ya te aprendiste las reglas? Porque todo juego tiene reglas ¿Estás jugando a ganar? Posiblemente nunca te hayas cuestionado al respecto en un nivel de conciencia superior ¿Quién te enseñó a jugar? Probablemente en este momento te encuentras jugando simple y sencillamente como crees que deberías hacerlo.

¿Y tú qué sabes? Todo comienza con los mal llamados medios de comunicación: Periódico, radio y televisión. Porque para que la comunicación exista, la información debe viajar en ambos sentidos. Luego, entonces, a la gente se le induce que para estar informado deberíamos leer el periódico, oír noticieros en la radio y, peor aún, ver las noticias en la TV. El resultado es que los cerebros de la mayoría de la población terminan siendo entrenados por estas “FORMAS” unidireccionales de información. Tristemente, la televisión, hoy en día, además es la nana por excelencia, así que su función entrenadora impacta vidas desde muy temprana edad. Ahora quiero que te enteres, de puño y letra del gran investigador Karl Albrecht, autor del libro “Inteligencia social”, cómo es que los directivos toman la decisión de cuál noticia se hace pública, de acuerdo a la siguiente lista de prioridades, para generar más atención del espectador y NO para informar:

  1. Pasmo y horror. Como dicen en el negocio de las noticias: Si hay sangre, está garantizado. La violencia y los asesinatos son imágenes infalibles para atraer la atención de un país de hipnotizados.
  2. Tragedia. Esta categoría incluye crónicas del estilo de desastres naturales, accidentes e incendios. Cuantas más vidas queden destrozadas mejor será el material.
  3. Sexo tórrido. La vida íntima de los famosos y pornografía.
  4. Escándalo. Las fechorías de los funcionarios, políticos y peces gordos de las empresas.
  5. La caída de los poderosos. Ver caer de su pedestal a personas poderosas tiene un atractivo especial, y podría calificarse de pasatiempo nacional.
  6. Conflicto. El conflicto y la amenaza de violencia física siempre cautivarán la atención. La guerra es probablemente el producto de noticias más fiable de todos.
  7. Preocupación. A los periodistas no les gusta aparecer como inocentes o demasiado optimistas. Como resultado, parecen obligados a encontrar el lado malo de cualquier asunto.
  8. Voyeurismo. Lo ridículo, lo perverso, lo malvado, lo enfermo y retorcido, lo desviado…
  9. Dilemas. Los temas del aborto, la clonación, la pena capital, la eutanasia y el derecho de vivir suscitan sentimientos fuertes y polarizan la opinión.
  10. Historias Bobas. Para disimular.

Hablemos también del resto de la programación, además de los noticieros. El director de la empresa dominante de televisión abierta en mi país dice: “México es un país con una clase modesta muy maltratada, que nunca dejará de ser maltratada. La televisión tiene la obligación de brindarle diversión a esta gente para hacerles olvidar su triste realidad y difícil futuro”. La interpretación de este comentario, te la dejo de tarea.

Pasemos al sistema escolarizado, cargado de entrenamientos fascistas, donde la formación de los alumnos por grupos y en filas antes de entrar a las aulas, los intervalos de descanso y hasta la chicharra son un entrenamiento de masas con prioridad muy por encima de la calidad de los conocimientos que allí puedan ser transmitidos. Esta es la segunda favorita fuente de educación de las masas. Se cree que lo que se dice allí es el único camino fiable para construir el destino de tu propia vida. Nada más alejado de la verdad. En el sistema escolarizado sólo se desarrollan la inteligencia matemática y la de lenguaje, dejando fuera las otras muchas más inteligencias que poseemos los seres humanos. Pero si preguntáramos quién disfruta las matemáticas o de verdad las aprovecha, o si echamos un vistazo a las faltas de ortografía y errores gramáticos vistos en las redes sociales y mensajes por celular, hasta los resultados en esas áreas de la educación quedarían en tela de juicio. Por otro lado, desde que la información es negocio, la verdad dejó de ser importante. Me refiero específicamente al hecho de que en las escuelas NO te den una educación financiera ni te instruyan para convertirte en un inversionista. Y hasta caen en la incongruencia de que un profesor asalariado trate de enseñarte, con todo el amor del mundo, cómo construir tu propio negocio cuando eso sólo podría ser transmitido por un empresario exitoso (No un autoempleado) como mentor y sin sueldo de por medio. Es más, aunque me queda claro que es por desconocimiento del profesorado, ni siquiera te anuncian la existencia de personajes como T. Harv Eker, Robert Kiyosaki, Tim Sales, Richard Poe o, de perdida, del economista Paul Zane Piltzer (Asesor del presidente de los EU en materia de economía), cuyos escritos abren mentes y explican las reglas del juego. Y aunque estoy convencido de que la escolarización tiene muchos beneficios, deberías saber que esta “FORMA” de entrenamiento tiene como “FONDO” la incorporación de nuevos obreros súper-especializados a la precaria y obsoleta maquinaria industrial con insuficientes puestos para darle cabida a todos los sujetos entrenados. De hecho: sólo el 41% de los egresados universitarios conseguirán un empleo; 5 años después de egresados, la gran mayoría de ellos (Empleados o no) se estarán dedicando a otra cosa diferente a su carrera; y el 71% de los asalariados, en la actualidad, están inconformes con su empleo o realmente lo odian. Y como dice Stephen R. Covey, en su libro, “El octavo hábito”, luego de una entrevista hecha a miles de personas alrededor del mundo, la mayoría está realmente consternada por la cantidad de tiempo que sus trabajos les absorben, pues casi no tienen tiempo para su familia, entonces la familia se desequilibra y cuando se desequilibra la familia, todo en la vida se desequilibra.

Me encanta la frase de T. Harv Eker, escrita en su libro “Los secretos de la mente millonaria”, y que dice, más o menos, así: “La diferencia entre los que tienen y los que no tienen es la información que vive en sus mentes”. Entre tantos datos disponibles, el ruido te distraerá en tu búsqueda y no será tan fácil desarrollar la habilidad de filtrar los conocimientos que te convendrían para encaminar y dirigir tu propia vida. Pero ahora ya sabes que más que buscar la información que disfrutas ver y quieres oír, deberías buscar la información que te hará financieramente libre. Claro… si eso es realmente lo que deseas.

Continúa…

Con cariño:

Osain Dabián A.

COACH EMPRESARIAL

http://osain.ansup.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s