Defendiendo al Community Manager

“Si el vecino o primo hace la web de la empresa porque “se le da bien la informática” es como pedirle a la vecina que te haga el traje de boda porque sabe coser botones.”  Con esta declaración tomada del portal http://www.aldeonline.com puedo empezar desmentir la idea que muchas personas y empresas se han formado con respecto al rol del Community Manager.

Evidentemente es un nuevo rol, que se ha desarrollado y expandido de forma vertiginosa, que ha ganado no sólo el terreno sino la “simpatía” de varias empresas con visión, que saben del potencial de las redes sociales para explotar las bondades de su negocio.   Sin embargo, todavía hay cierto escepticismo que se manifiesta en constantes declaraciones, afirmando que se trata únicamente de una moda. Cuando se deje de cuestionar el surgimiento del rol y de defender o justificar las capacidades del Community Manager, también comenzará su crecimiento. Un crecimiento donde la dimensión, alcance y responsabilidades del rol se definan por el giro de cada organización, delimitando su mercado, campo de acción y aplicación, logrando como consecuencia el reconocimiento al valor que aporta en el manejo, difusión y posicionamiento de la marca.

Un Community Manager puede considerarse como un triple especialista: generador de contenido, conocedor de tecnología y consultor de estrategias aplicadas al Marketing online.  El conocimiento sobre el uso de las nuevas plataformas no asegura la correcta creación y aplicación de una estrategia de marketing para redes sociales, para este fin, es necesario contar con experiencia en comunicación organizacional, adentrarse y vivir las empresas para saber dirigir los mensajes, entender la operación y potenciar las cualidades de su producto o servicio.

Jorge Molinera, Director de Marketing Online, resume: el Community Manager no es un becario contratado para que nos rellene de contenido el blog de la empresa.

David Coghlan, profesor en Trinity Collage de Dublín afirma:

“Es el arte de la gestión eficiente de la comunicación online en las diferentes herramientas idóneas para el tipo de conversación que creamos conveniente con nuestros clientes potenciales (ya sea un blog, una comunidad a medida, una cuenta en Twitter, una Página de Fans en Facebook…). Es el rostro de la marca.”

Es un arte, una especialidad, una profesión, un puesto estratégico que implica preparación, bases, creatividad y mucha comunicación con el cliente para saber a dónde dirigir sus esfuerzos y muy pronto, las empresas y directivos terminarán no sólo por aceptar, sino por necesitar. De hecho ya está sucediendo.

Alejandro Pérez Pineda
Sígueme en Twitter:
@alexperezpineda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s