La autodeterminación, el talento y la empatía

La triada perfecta

Toda organización, por muy grande o pequeña que sea, necesita de colaboradores que cuenten con tres características esenciales, y no sólo para coadyuvar al cumplimiento de los objetivos institucionales, sino para crecer como profesionales y personas: la autodeterminación, el talento y la empatía.

En cualquier empresa hay imprevistos, el cliente es lo más importante o “todo urge para ayer”, aquí es donde entra la autodeterminación.  Para saber qué tanto estoy dispuesto aportar, qué tan comprometido estoy con el trabajo, pendientes y entregables.

En la Universidad no me enseñan la materia de paciencia o de explicar a mi familia  por qué llego tan tarde del trabajo cuando hay emergencias, por esta razón, hay que ser honestos, directos, tener mucha comunicación con nuestros seres queridos y compartirles el impacto que puede tener nuestra actividad así como la importancia de que nosotros estemos ahí para dar solución.

El segundo punto es el talento.  Es innegable que todas las organizaciones lo buscan, desean desarrollarlo, promoverlo y en muchos casos, retenerlo. Tal vez se ha empleado de manera errónea el concepto “talento” pues realmente es esa capacidad que la gente tiene para desarrollar tareas y actividades, no sólo con facilidad sino a la primera, sin errores y además aportando valor.  Hoy en día, “talento”casi siempre se refiere a un nuevo recurso que se integra a la institución.

El talento es pretendido y perseguido porque quienes lo poseen, tienen innumerables capacidades que van desde la administración, homologación de conceptos, conocimiento de tecnología, sapiencia en la escritura, maestría en la oratoria o don en la gastronomía hasta habilidad en las negociaciones. El talento puede salvar a una empresa, meterla en cintura o proyectarla aprovechando sus ventajas diferenciales.

Y por último, la empatía, el ponerme en el lugar y los zapatos de los demás.  Darme cuenta cómo impacta mi retraso – aunque sea por una hora – en mi trabajo o que mis entregables tengan un error.  Saber que una mala planeación o resultado puede desencadenar en que una tonelada de camarones se eche a perder porque los trámites para su distribución no estuvieron a tiempo, que una familia se quede sin comer, que un establecimiento (con todo y su equipo de colaboradores) no reciba el distintivo H o que el mal cálculo de combustible deje varada a una excursión con recursos limitados. Ante esos escenarios, no hay más que comprometerse al cien por ciento, sabiendo que el futuro, el trabajo o la permanencia en el mercado de una empresa dependen de mi talento y autodeterminación.

Un colaborador con estas virtudes es de gran valor en una organización, pero en la mayoría de las ocasiones es el líder, jefe o responsable quien tiene obligación de inculcar este tipo de conductas en las personas, de guiarlos y compartir, basado en la experiencia, cómo actuar y manejarse en situaciones desconocidas o comprometedoras.

Alejandro Pérez Pineda
Sígueme en Twitter:
@alexperezpineda

2 comentarios en “La autodeterminación, el talento y la empatía

  1. Reblogueó esto en Buscando trabajo a Tiempo Completoy comentado:
    Esta entrada me parece bastante interesante. Habla de tres aspectos o características que, según el punto de vista del autor (Alejandro Pérez Pineda, @alexperezpineda) son fundamentales en un empleado de una empresa.
    Las características señaladas son Autodeterminación, Talento y Empatía. Me parecen tres conceptos bastante bien seleccionados; aunque en el aspecto de autodeterminación, entendido como cuánto queremos dar por la empresa y para hacer nuestro trabajo, yo señalaría una cosa que hay que tener muy en cuenta: hay que tener cuidado de no darlo todo por el trabajo.
    En la entrada se habla del entendimiento con la familia cuando tienes que quedarte hasta más tarde en el trabajo, y está bien; pero en una empresa tienen que entender que la persona tiene una vida que no se centra sólo en el trabajo (o no debería hacerlo). Tenemos que tener tiempo para nuestra familia y amigos, y tiempo para nosotros. Para hacer cosas, o para estar tumbados sin hacer nada un día de descanso. No se pueden aprovechar de la crisis y necesidad de trabajo para hacernos estar todos los días hasta tardísimo en la empresa; no si ese no es nuestro horario estipulado ni si se convierte en una práctica habitual.
    Eso sólo lleva a desequilibrios en nuestra forma de vida, en nuestra relación con los demás, y en nuestra escala de valores de lo que es más o menos importante para nosotros; con el peligro de poder terminar pensando que lo principal para ser felices o estar bien es el trabajo, aunque sean mil horas al día.
    En fin, que el artículo es interesante, pero yo aclaro este concepto porque me parece algo que ahora explotan muchas empresas y que hace que muchas personas vivan para trabajar, y no trabajen para vivir. Y el que cada vez la práctica sea mayor, hace que los que entran a trabajar no quieran quejarse o señalar que esas prácticas son abusivas.

    Me gusta

    1. Me parece muy atinado tu comentario y te estoy muy agradecido por regalarnos esa reflexión. Efectivamente, debemos ser muy cuidadosos en no desvivirnos por cumplir con la empresa y dejar muy en claro el lugar que representa no sólo nuestra familia sino el descanso, el entretenimiento, el deporte u otras actividades. Lo importante es que nuestros círculos o a quienes podría impactarles algún horario, movilidad o cambio de residencia estén enterados, siempre con mucha comunicación. Te reitero el agradecimiento y espero que puedas seguir retroalimentando los artículos.
      Un abrazo.
      Alejandro Pérez Pineda

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s