LOS DIEZ PRECEPTOS QUE TODO EMPRENDEDOR DEBE SEGUIR PARA CONSERVAR SU ARMA MÁS PODEROSA: SU EQUIPO HUMANO

  1. Optimiza: Recluta gente con actitud y potencial. Cuando contrates a alguien piensa siempre que convivirán mínimo ocho horas al día. Analiza si estás realmente frente a la persona indicada, la que te gustaría que realizara el trabajo. Recuerda que la calidad del trabajo elaborado dependerá de la calidad del equipo, por lo tanto los integrantes tienen que tener actitud positiva, integridad, capacidad y talento. Estos cuatro puntos son básicos para que toda persona logre un desempeño óptimo, desee colaborar, sea congruente y trabaje en equipo. Analiza siempre el perfil del personal que vas a contratar, detente, date el tiempo que necesites, reflexiona y toma la decisión más acertada. Piensa que tu trabajo se verá reflejado en el trabajo de tu equipo. Un gran equipo siempre es reflejo de un excelente liderazgo. Si deseas subir al siguiente nivel necesitarás reclutar gente proactiva que esté dispuesta a hacer la gran diferencia.
  2. Escucha: Las personas están deseosas de ser escuchadas, desean que sus ideas y opiniones sean tomadas en cuenta, sólo así se sienten integradas y parte importante de un equipo. Gran parte de la magia de los grandes equipos es: Que el líder toma en cuenta a todos y las opiniones de todos. Siempre sabe que las aportaciones de cada miembro de su equipo son valiosas y que podrán contribuir en definitiva en el crecimiento del proyecto y del equipo. Cuando las personas son ignoradas dejan de ser participativas, pierden interés y deseos de contribuir en la labor que realizan. Por el contrario, cuando las personas son escuchadas siempre desean aportar algo grande a su actividad productiva, están además, por reciprocidad, en la mejor disposición de escuchar y cooperar ¿Sabías que las personas que escuchan son consideradas como excelentes conversadoras y que gracias a eso siempre están en continuo aprendizaje?
  3. Edifica: Todos alguna vez hemos deseado ser reconocidos por el desempeño en lo que realizamos, por nuestros logros o por nuestros talentos y capacidades. La gente está ávida de reconocimiento. Observa a cada una de las personas de tu equipo de trabajo, nota cuáles son sus cualidades positivas, sus capacidades y talentos, qué es lo que mejor saben hacer y díselos. Practica la edificación en público (delante de los demás) y en privado (a solas). Las personas que son reconocidas siempre se esfuerzan más en cualquier actividad que realizan, desean demostrar que su líder estaba en lo cierto al enfatizar sus cualidades. Busca siempre el momento para elogiar a las personas que están haciendo su trabajo excelentemente, esfuérzate por encontrar algo positivo en cada miembro que colabore en tu Equipo y olvídate de la crítica. Recuerda que todas las personan somos valiosas por el sólo hecho de existir.
  4. Delega: Aprende a reconocer qué es lo que Tú sabes hacer muy bien y qué es lo que los miembros de tu equipo pueden hacer de forma excelente si les dedicas un tiempo para capacitarlos. Ese tiempo invertido a la larga te será 300% redituable, ya que las personas podrán hacer su trabajo de manera independiente y de forma excelente ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a dedicarle a tu Equipo? Tienes que ser consciente que al inicio este tiempo absorberá gran parte de tu día a día, pero poco a poco observarás que realmente valió la pena, empezarás a cosechar los frutos de tu dedicación y esfuerzo. Dales responsabilidades, supervisa el trabajo pero déjales tomar el control. Aprende a tener confianza en la gente que sabes que es capaz de realizar bien su trabajo, otórgales el poder para elaborarlo eficazmente.
  5. Cree: Cree en ti, cree en la gente y cree en tu proyecto. Cuando crees en ti, es mucho más fácil aprender a creer en las demás personas. Es necesario que les digas hasta dónde crees que podrán llegar y lo que sabes que son capaces de hacer. Si lo haces, ellos adquirirán mucho más confianza, se sentirán capaces de lograr su objetivo y se esforzarán por hacerlo ¿Cuántos seres humanos han logrado realizar cosas extraordinarias y trascender porque alguien algún día creyó en ellos? Además, eso las convertirá en personas motivadas deseosas de hacer mucho más que sólo cumplir con su trabajo. Estarán siempre en la disposición de cooperar para alcanzar las metas y más, ya que creen que son capaces de realizar eso y más.
  6. Inspira: Sé un ejemplo para tu equipo, haz las cosas que tengas que hacer aunque no las quieras hacer. Concluye todos los proyectos que realices, demuéstrate a ti y a los demás lo grande que eres y todo lo que eres capaz de hacer. Sé una persona con disciplina, creatividad y compromiso. Si analizas e investigas la vida de todas aquellas personas que han logrado hacer grandes cosas y trascender, notarás que todas ellas trabajaron siempre con disciplina. Marca la diferencia entre los que concretan y los que sólo platican lo que van a hacer y no lo hacen. Conviértete en una persona de excelencia y realmente diviértete en lo que haces. Demuestra entusiasmo a la hora de elaborar tu trabajo y tu equipo humano hará lo mismo. Un equipo que tiene a un líder disciplinado aprende a ser disciplinado y se inspira al ver a su líder trabajando, creando y concretando.
  7. Motiva: Proyecta tu pasión. Date la oportunidad de disfrutar intensamente lo que haces. Trabaja siempre en lo que amas con una gran pasión. Los grandes proyectos se logran siempre gracias a la gran fuerza interior que tienen los grandes campeones,  aquellos que tienen una actitud positiva y siempre están enfocados en su meta. Ahora imagínate una gran pasión en un gran equipo. Recuérdales constantemente la Misión y la Visión de la Empresa y asegúrate que les quede perfectamente clara y entendible, pero especialmente que los inspire. Motiva a tu  gente para que trabaje siempre con pasión. Recuerda siempre que las personas son tu mejor inversión y que Tú tienes el poder de hacerlas más valiosas.
  8. Consolida: Protege tu inversión humana. Crea un blindaje al buen desempeño, excelente actitud y lealtad de tus colaboradores. Págales bien. Apalanca a tu personal ¿Cómo? A través de acciones, bonos, comisiones por ventas y cobros, premios, estímulos y un salario digno. Realiza una ceremonia de entrega de estímulos al buen desempeño. Cambia tu pensamiento y tus palabras, olvídate del concepto que se tiene de las personas en la mayoría de las Empresas (un gasto por el pago de nómina) y obsérvalos como se observa a una valiosa inversión, actitud que se reflejará en tu personal. Que tu equipo siempre se sienta una parte muy importante de la empresa donde labora. Mantén a la gente contenta, enfocada en su trabajo y deseosa de ir todos los días por las mañanas a laborar al lugar donde se sienten socios, que creen en verdad y de corazón que son parte de la empresa.
  9. Duplícate: Guía a las personas con tu ejemplo. Haz lo que te gustaría que hicieran, compórtate como te gustaría que se comportaran, demuéstrales que las cosas se pueden hacer y que si Tú puedes, ellos también pueden. Cuando quieras que algo se instituya primero hazlo Tú y después pídeselo a tu equipo. Siempre cumple las normas o preceptos que sugieran o propongan Tú y Tu Equipo. Aquí algunos ejemplos: Si le pides a la gente que llegue temprano llega Tú temprano, si deseas que todos tengan una excelente actitud esfuérzate por ser una persona proactiva, si quieres que las personas sean disciplinadas, entonces sé Tú un líder disciplinado. Recuerda que las personas siempre hacen más lo que observan que lo que escuchan. Enséñales cada día a ser mejores con respecto de sí mismos y mejores con respecto de su trabajo. Enséñales a crecer comparándose con ellos mismos y a tomar todo lo positivo de los demás como ejemplo. Crea un ambiente agradable de trabajo, en donde exista el respeto, la colaboración y la actitud positiva.
  10. Trasciende: Estimula la creatividad, la actitud positiva, la colaboración en Equipo y el desempeño óptimo. Institucionaliza Políticas de Mejora Continua. Capacita a tu personal para que se desempeñe mucho mejor en su área de trabajo, ayúdale a desarrollar sus talentos y capacidades. Este punto en especial los transformará en colaboradores autosuficientes, en personas deseosas de realizarse y trascender en su vida personal y laboral. Especialmente ayúdalos a que encuentren su misión en la vida, su sueño, a que reconozcan que están aquí por algo y para algo. Si lo haces, no sólo quedarán eternamente agradecidos contigo, sino que desearán colaborar para que Tú también trasciendas, desearán ser una parte importante de tu equipo y colaborar en la materialización de tu sueño, te identificarán como su líder y te darán lo mejor de sí: Su actitud y su talento. Te otorgarán, además, el permiso de que puedas influir de manera positiva en sus vidas y en su trabajo.

Recuerda siempre que tu arma más poderosa es tu Equipo de trabajo, sólo a la gente se le puede hacer más valiosa.

Nuria J. Álvarez

Autora de Quiero ser Líder ¿Qué Hago? www.ansup.com

Quiero Ser Networker ¿Qué Hago? www.ansup.com/networker.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s