Comunicación Interna: El marketing hacia adentro

Existen todavía algunas empresas que no saben cómo vender hacia adentro, cómo enamorar a sus colaboradores y crear un ambiente de cordialidad y apego por la marca, y esa, es una de las tareas de la Comunicación Interna.

No necesariamente porque trabaje en una determinada organización quiere decir que me gusta, la conozco, entiendo su filosofía o sé de su visión.

Hay tres posibilidades: La primera es que me sienta agradecido por pertenecer a la empresa que paga mis quincenas, que me dio la oportunidad y con la cual tengo el compromiso profesional de aportar mis conocimientos, sin el mayor vínculo o “amor a la camiseta”.

La segunda es que me guste lo que haga, que esté enamorado de mi actividad, independientemente de la empresa en donde la realice.

Y la tercera (que en teoría es la ideal) es cuando me siento a gusto tanto por lo que hago como por lo que la empresa es y representa para mí. Aquí, mis actividades me llenan pero también el ambiente de trabajo, comparto los ideales y valores de la organización, sé cuáles son las metas y cómo contribuyo para que alcanzarlas.

Sin embargo llegar a este punto representa una ruta sinuosa, con altibajos y un fuerte trabajo del área de Comunicación Interna.   La labor de permear la cultura organizacional es un esfuerzo constante y coherente.

Constante porque debe ser día a día, a través de mensajes institucionales en donde las cabezas compartan hacia dónde va la empresa y cómo lo van a lograr.  De igual manera, la importancia del trabajo de los colaboradores, cómo aportan valor y ayudan a la consecución de los objetivos.

Y coherente porque se debe predicar con el ejemplo. Si se establece una filosofía en donde lo más importante sea la apertura, entonces, esa política debe predominar en la organización, con alta escucha y una generosa dosis de flexibilidad.

Si tu empresa vende pan, no es menester que a tu colaborador le guste o esté enamorado del sabor del pan.  Para crear un vínculo y sentido de pertenencia, lo que debe seducir y conquistar a tu colaborador es la forma de trabajar y tratar a las personas, sus procesos y oportunidades de crecimiento.

Dentro de la planeación estratégica, el área de Comunicación Interna debe realizar (o poner en la mesa para que las áreas responsables lo desarrollen) las siguientes tareas en pro de los colaboradores:

–        Retroalimentación de los superiores

–        Constantes mensajes del Top Management (hacia dónde va la empresa y cómo aportan valor las personas)

–        Plan de carrera y oportunidades de crecimiento

–        Reconocimiento

–        Actividades recreativas

–        Celebración de eventos importantes (aniversario, fin de año, término de proyectos exitosos)

–        Publicación interna que exhorte su participación y lectura

Alejandro Pérez Pineda
Sígueme en Twitter:
@alexperezpineda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s