¿Vendiste tu alma al diablo y no te diste cuenta? 3 secretos infalibles para exorcizar tus malas palabras

Liderazgo E

Hablemos de liderazgo, de conciencia, de honestidad y de congruencia. Congruencia es decir lo que piensas y hacer lo que dices. Probablemente esto ya lo habías oído. Quizá lo escuchaste o lo leíste en algún libro de Nuria J. Álvarez o en alguno de John C. Maxwell. Lo cierto es que lo más valioso que posee un ser humano es su palabra.

 1. Cumple siempre lo que prometes

a)     Desempeña tu palabra

Una vez que has hecho una promesa, deberás cumplirla lo antes posible. Dice un gran maestro mío que el secreto de la felicidad es viajar ligero; viajar ligero es andar sin pendientes; y cumplir una  promesa es liberar un pendiente. Luego entonces, está bien comprometerse pero sólo en la medida que podrás cumplir en tiempo y forma con lo que prometas. Y aunque no logres cumplir tu promesa en tiempo, aun así, por desgastante que sea: ¡Cúmplela! Porque tu palabra está empeñada. El líder se gana la confianza de la gente porque las personas saben que siempre cumple su palabra ¿Estás de acuerdo conmigo? Así que será mejor que hagas pocas promesas y las cumplas todas, a que hagas muchas promesas y que cumplas pocas ¿Por qué crees que la mayoría de las personas dejan de creer en los políticos? ¡Ah! Y tuve otro enorme mentor que me regaló una de las lecciones más grandes que he recibido en mi vida: “Además de cumplir las promesas que has hecho, esfuérzate por cumplir las promesas que otros creen que has hecho”. WOW ¡Y es verdad! Para mantener la congruencia del líder al máximo hay que cuidar, incluso, estos detalles.

b)     No prometas lo que no podrás cumplir

Algunos psicólogos creen que la autoestima baja, y darle demasiada importancia a lo que dicen los demás, orilla a algunas personas a tratar de complacer a todos. Y al tratar de complacer a todos comienzan a prometer lo que de antemano saben que no podrán cumplir sólo por decir lo que otros quieren oír en ese momento. Las consecuencias son totalmente contradictorias ¿Verdad que sería muy triste perder la credibilidad por hablar de más?

c)     Si NO cumplirás ¡Discúlpate lo antes posible!

En ocasiones, con la mente nublada por las emociones, uno promete hacer cosas erróneas. Si al recobrar la conciencia queda claro que cumplir cierta promesa sería destructivo para los demás y para uno mismo, no dudes en pedir disculpas y anunciar que has cambiado de opinión. Es mejor pedir perdón y dar explicaciones que continuar por necedad ya que, con los daños causados, igualmente perderás la confianza de las personas que te siguen y quieren. Nadie dijo que sería fácil, pero para hacerlo menos difícil: discúlpate ¡Lo antes posible! Ni creas que la gente es tonta, sino todo lo contrario. Pidiendo perdón, y con una buena explicación, tu organización entenderá que buscas lo mejor para todos.

2. Edifica

a)     Habla siempre bien de los demás, estén o no presentes

Como bien dice el Dr. Miguel Ruiz: “Sé impecable con tus palabras” que también, incluye (por supuesto) hablar siempre con la verdad. Y es que con tus palabras tú tienes el poder de destruir personas o de construir grandes equipos ¿Lo sabías? Es igual de fácil tanto hablar mal como hablar bien de los demás. La decisión es tuya. Solamente que sí quiero enfatizar que una de las cualidades más importantes que marca a un líder es, precisamente, haber desarrollado la habilidad para hablar bien de los demás ¡Siempre! En palabras de Og Mandino esto sería: “Cuando sienta ganas de criticar me morderé la lengua. Cuando me sienta inspirado a elogiar lo proclamaré a los cuatro vientos”.

b)     La crítica constructiva NO existe ¡Jamás critiques!

Quien te diga que la crítica puede ser constructiva será sólo aquella persona a quien le guste criticar y le sea, desgraciadamente, casi imposible contenerse. Curiosamente cuando esa misma persona es criticada se siente ofendida, por mucho que quiera demostrar lo contrario ¡Vamos! No me lo estoy inventando yo. Hasta el Dalai Lama, a manera de cuento como es su estilo, explica muy amorosamente que nunca permitas que te critiquen. Ni siquiera cuando sea de manera supuestamente “constructiva”, en sus palabras: “Agradece el regalo a quien te lo quiere dar y, amablemente, dile que prefieres NO recibirlo”.

3. Deja de quejarte

El Dr. Erasmo Rocha explica cómo “cuando te quejas, tu cerebro cree que ya te estás haciendo cargo de lo que te molesta y deja de pensar en soluciones. Y tu vida sigue siendo lo mismo de siempre”. Parece fácil, sin embargo el reto es: Deja de quejarte por 21 días consecutivos y, si lo logras, te garantizo que tu liderazgo crecerá y tu vida mejorará. No creo que lo logres en el primer intento, pero sí creo que todos lo podemos lograr. Te reto a que lo hagas ¡Sin trampas! Si te quejas antes de cumplir el plazo, el conteo debe comenzar de nuevo.

Y aunque es menos importante, procura evitar las groserías al máximo. Aunque sabemos que hay ciertos lugares y momentos en los que están permitidas, lo mejor para cuidar tu imagen de liderazgo será NO usarlas. Si quieres impactar a los demás o transmitir un mensaje que llegue de manera emocional, por tu bien, evita las groserías. Hay muchas personas que pueden sentirse ofendidas y dejar de asistir a tus pláticas. Si no eres un cómico, especializado en chistes groseros, dando un show nocturno para hacer reír a un grupo de adultos que saben a lo que van, más vale que NO uses palabrotas en tus discursos y ¡Menos si son en público! Te sorprenderías cómo, en minutos, puedes perder la confianza que pudieras haber construido con meses de trabajo.

 

Con cariño:

Osain Dabián

COACH EMPRESARIAL

http://www.osain.ansup.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s