Emprendiendo diseñando sistemas: Construye negocios que funcionen sin ti

Gestión Emprendiendo

Existen muchos buenos y malos motivos para dejar un trabajo y comenzar una empresa propia o un despacho de freelancers. Muchos de esos motivos tienen que ver con una anhelada libertad de acción, de espacio e incluso creativa. Sin embargo, muchos emprendedores novatos encontrarán que esa tierra de “la leche y la miel” es bastante idealista.

Por el otro lado, muchos emprendedores de los llamados de “alto impacto” dedican todo su tiempo al desarrollo de su empresa, especialmente si trabajan en las industrias de alta tecnología. Algunos expertos en pequeños negocios incluso te pueden llegar a decir que una start-up es como un niño: necesita cuidado constante.

Ser emprendedor debería ser una experiencia divertida y enriquecedora en todos los sentidos, no debe ser algo que consuma mucho más tiempo del que debe. Es responsabilidad del emprendedor no sólo cuidar el futuro de su empresa, sino el suyo también y eso se hace en el presente.

Para evitar que nuestra empresa se vuelva un trabajo de 24 horas, los 7 días de la semana, debemos saber cómo construir sistemas. No hablo de sistemas administrativos, sino de sistemas gerenciales, por lo tanto no es una habilidad que los programadores de aplicaciones tengan muy desarrollado (coff, coff).

En su bestseller “El Mito del Emprendedor” Michael Gerber propone que todos los negocios se construyan pensando en convertirlos en franquicias. ¿A qué se refiere con esto? Él sugiere que todo negocio debe tener un sistema administrativo propio que permita asegurar una calidad constante en el servicio y, lo más importante para mí, que pueda funcionar sin su dueño.

Ahora bien ¿por qué querríamos que nuestro negocio funcione sin nosotros? Para disfrutar de otras cosas de la vida. Pero ¿qué tal si mi negocio no puede funcionar sin mí? Ese es un problema muy serio. Muy a pesar de que puedas ser el genio creativo detrás de un gran proyecto o tu despacho se respalde en tu buen nombre y amplia reputación, no tienes una verdadera empresa, sino un empleo auto-generado.

Piénsalo, si tu negocio sufre de ese problema y tú quedas incapacitado, por ejemplo, ¿cómo podrías generar ingresos mientras te rehabilitas? ¿O qué tal esas soñadas vacaciones en algún lugar del Caribe? Sería genial que pudieras disfrutar de meses de diversión con tu empresa operando y generando dinero a diario.

La construcción de los sistemas administrativos de tu empresa es algo complicado y un viaje en sí mismo que no podría describir en este artículo. Si quieres comenzar a comprender un poco mejor los conceptos necesarios para lograr esto te recomiendo de corazón practiques con los simuladores de negocios Emprendiendo (El Steel es lo mejor para comprender los aspectos financieros de un negocio).

Lic. Juan Esteban Sánchez Rodríguez

Tutor de Negocios en el Centro de Innovación y Liderazgo Emprendedor del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Hidalgo.

Director General de Galería 24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s