LA DISCIPLINA, LA QUE MARCA LA GRAN DIFERENCIA ENTRE LOS TRIUNFADORES Y LOS TRIVIALES

Disciplina

¿Por qué la disciplina es la que marca la gran diferencia entre las personas que triunfan y aquellas que sólo se quedan a medias o en el intento?

Todas las personas que han logrado éxito en su vida personal, profesional y económica, tomaron la decisión de pagar primero el precio (trabajar inteligente y persistentemente) y triunfar después. Esto significa que hicieron lo que no querían o no tenían ganas de hacer para lograr a través del tiempo todas aquellas cosas que querían y deseaban hacer y tener. El común denominador en las personas exitosas es la disciplina ¿Cómo puedes usar esta disciplina en tu vida personal y profesional para lograr lo que tanto anhelas?

PRIMERO.- Necesitas usar la disciplina para regalarte un tiempo a solas y saber qué es lo que realmente quieres, independientemente de lo que estás haciendo, o descubrirle algún propósito a tu actividad actual. Todo empieza, recuerda, con un firme propósito de hacer lo que sea necesario hacer (disciplina) para alcanzar la meta. Este tiempo tiene que ser sólo para ti, no se trabaja en equipo ni en grupo, es completamente personal. Así, te darás el tiempo que precisas para descubrir tu sueño o para imaginar todo lo positivo que deseas hacer

¿Cómo encuentras tu sueño o misión?

Respóndete las siguientes preguntas ¿Qué es lo que más anhelo o deseo hacer en la vida? ¿Qué es aquello que si pienso en ello me produce gran emoción? ¿Qué es aquello que siempre he querido hacer y hasta la fecha no he hecho? ¿Cuáles son mis talentos? ¿Qué es lo que mejor sé hacer?

Una vez descubierto tu sueño detecta una necesidad y dale un valor a esa necesidad. Aquí ya se conjuntan varios factores: primero descubres tu sueño; segundo buscas qué es lo que mejor sabes hacer; tercero buscas una necesidad; cuarto encuentras la forma de cubrir esa necesidad dándole un valor agregado; y quinto y último buscas que tu sueño sea ecológico, esto significa que es para bien o beneficio tuyo, de todas las personas que te rodean y que se verán impactadas por tu proyecto, de toda la sociedad y del medio ambiente.

SEGUNDO.- Usa la disciplina para establecer prioridades. Primero encuentra tus roles más importantes y designa 2 o tres actividades a la semana por cada rol que realmente sean importantes y que si las haces significarán una diferencia positiva en tu vida personal, familiar profesional, de trabajo, organización, etc. Es indispensable que uses un tiempo al final de la semana para evaluar tu progreso.

Ejemplo:

Individuo: asistir a clases de yoga, comer sanamente, tomar dos litros de agua al día y trabajar seis horas a la semana en mi misión personal.

Madre: platicar con mis dos hijos (escuchándolos), llevarlos a dar un paseo al bosque y jugar con ellos el juego de mesa que les prometí la semana pasada.

Maestra de Kinder: Calificar exámenes, entregar a la dirección las metas que se cumplirán para este ciclo escolar y organizar una junta de padres de familia.

Esposa: Asistir a la cena del viernes a las 7pm y platicar para retroalimentarnos como pareja.

Hija: Visitar a mis padres.

Jefa de Manzana: Entregar un informe de los puntos que ya se resolvieron.

TERCERO.-  Este es uno de los puntos más importantes de todos: Conviértete en una persona pro activa. Aprende a controlar tus sentimientos y emociones. A aceptar que sólo Tú eres responsable de decidir cómo sentirte o de cómo te sientes actualmente, así como también eres responsable de la vida que actualmente tienes. Acepta que Tú creas tu propia vida (económica, salud, conocimientos, constitución física, gesto en el rostro y todo tu estado actual). Sólo hasta que el ser humano acepta la propia responsabilidad por la vida que tiene, es cuando decide hacer algo diferente para así obtener un resultado muy distinto al que posee actualmente.  Empieza por cambiar tus palabras de negativas a positivas, a capturarte cada vez que estás pensando de forma negativa y a cambiarlo por un pensamiento positivo. Sonríe constantemente y vive agradecido por tener la gran oportunidad de crear tu propia vida. Haz siempre más de lo que estás dispuesto a hacer ese día. Supera el nivel de tus expectativas.

CUARTO.-  Fomenta la creación de hábitos positivos: hacer ejercicio, levantarte muy temprano por la mañana, tomar dos litros de agua al día, integrar frutas y verduras a tu alimentación diaria, retirar la comida chatarra, azúcares, harinas y pastas de tu alimentación, hacer respiraciones profundas, caminar más frecuentemente, sonreír, pensar de manera positiva, creer en ti y en las demás personas. Un hábito se forma con actitud; constancia (repetirlo durante veintiún días seguidos); y, por supuesto, disciplina. Cuando desees algo, haz lo que tengas que hacer disfrutando el presente y visualizando todos los beneficios positivos que obtendrás y disfrutarás en un futuro. Recuerda que Tú construyes tu futuro con el presente que actualmente estás viviendo.

QUINTO.-  Enfócate en hacer lo que tengas que hacer aunque no lo quieras o no tengas ganas de hacerlo ¿Cómo?

  1. Visualizando en un plano mental la creación de lo que tendrás que realizar en ese momento. Recuerda que todas las cosas se crean siempre dos veces, primero las imaginas y te avocas a la acción para realizarlas, y finalmente las creas en el plano físico. Acepta la realidad actual y permite que ésta te impulse como una fuerza beneficiosa hacia tu visión.
  2. Disfruta intensamente todo lo que hagas. Haz que nazca en ti un fuego interno (pasión) que te mantenga constantemente motivado y haciendo las cosas para lograr con el tiempo un resultado positivo o acercarte un poco más a la meta deseada.
  3. Divide tu trabajo o proyecto en pequeñas metas. Si es un proyecto para un día, simplemente hazlo. Si es un proyecto para 15 días, 3 meses o un año, entonces divídelo en pequeñas metas, eso hará que te sientas cada día más cerca de lograr tu objetivo.
  4. Festeja el logro de una meta, pero después continua trabajando, sólo así lograrás realizar todo lo que te propongas hacer.
  5. Sal de tu zona de confort. Decide convertirte en un ser humano que logre todo lo que desea y sueña. Deja a un lado la comodidad y trabaja con enfoque, disciplina, pasión y visión. Eso hará que con el tiempo puedas hacer todas esas cosas que quieras hacer cuando las quieras hacer.

 Nuria J. Álvarez

Autora de: Quiero ser Líder ¿Qué Hago? www.ansup.com

Quiero ser Networker ¿Qué Hago? ansup.com/networker.php

2 comentarios en “LA DISCIPLINA, LA QUE MARCA LA GRAN DIFERENCIA ENTRE LOS TRIUNFADORES Y LOS TRIVIALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s