La mejor manera de proteger tus ideas de negocio

Innovación

Muchos de ustedes deben de conocer la escena o se la pueden imaginar. Un pasillo en un prestigiosa universidad norteamericana (Harvard para ser exactos). Un par de fortachones estudiantes de negocio, gemelos por cierto, hablan con un enclenque estudiante de sistemas. Platican de un proyecto llamado Harvard Connection, una red social exclusiva para alumnos de esa universidad. El encargo y el trato parece sencillo, sólo un pequeño proyecto de freelancing para Mark, el programador enclenque.

El resto es historia: los gemelos Winklevoss jamás lograron algo importante con Harvard Connection mientras que Mark Zuckerberg es uno de los chicos estrella de Internet por su red social Facebook.

¿Qué salió mal? ¿Cómo es que un chico sin aparente visión o conocimiento de negocios le dio la vuelta a los hijos de un multimillonario? ¿Qué pudieron haber hecho los Winklevoss para proteger su idea?

La verdad es que no mucho más, excepto quizás, haber trabajado un poco más intensamente en ella.

Todas las personas deben de comprender algo: no se puede ser dueño de una idea. Y es que la creatividad pura y absoluta no existe. Como dice Gabriel García Márquez en; Del Amor y Otros Demonios:

Las ideas no son de nadie, andan flotando por allí.

Tarde o temprano, o muy probablemente al mismo tiempo, alguien más en cualquier parte del mundo va a tener la exacta misma idea que tú (ya sea de negocio, una idea artística o lo que sea). Pero no todos van a luchar por ellas ni en el mismo lugar ni en las mismas circunstancias.

Para proteger adecuadamente una idea de negocio, y aprovecharla tú y nadie más, sólo hay algo que puedes hacer: llevarla a la práctica.

Si vas a ser empresario no puedes tener miedo de contar tu idea de negocio, claro lo mejor es aprender a comunicarla, pero no comunicarla de plano es una mala idea. Pero aún más importante que ello es ponerte a trabajar en ella.

Mientras estudiaba emprendimiento en mi universidad, y debido a un fenómeno psicológico sobre el que no me puedo extender, llegaron a mis oídos rumores de personas con ideas similares a la mía, temía que se fueran a adelantar a mí o que con mejores recursos opacaran mi proyecto. Pero hoy, a dos años de esa fase, sigo trabajando poco a poco en mi idea y no veo ni imitadores ni competencia directa. Y de las personas con quien he compartido mi idea, incluso jactándome de su simplicidad, ninguna ha intentado “robármela”.

Es cierto que los gemelos de nuestra historia no tuvieron miedo de contar su idea, pero cometieron el error de dejar el proyecto de lado. Mientras Mark Zuckerberg dedicaba mucho de su tiempo al desarrollo de la red social los Winklevoss entrenaban para competencias de canotaje, ignorando una parte fundamental de su proyecto empresarial, algo que Mark si tenia, ¡Pasión!.

Lic. Juan Esteban Sánchez Rodríguez

Tutor de Negocios en el Centro de Innovación y Liderazgo Emprendedor del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Hidalgo.

Director General de Galería 24

4 comentarios en “La mejor manera de proteger tus ideas de negocio

  1. Muy cierto, precisamente hoy en clase de Gestión del Patrimonio, el profesor nos ayudó a ver que no es suficiente con sólo tener la idea. Es necesario comenzar a desarrollar la idea, y en vez de intentar protegerla, busquemos de manera inteligente socios que compartan la misma idea y visión.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s