Fábula Empresarial: ¡No te rindas!

Fábulas Empresariales Un campesino que atravesaba una etapa con muchas dificultades, poseía algunos caballos que le servían de apoyo en los trabajos de su pequeña hacienda.
Un día, su capataz llegó con la noticia de que uno de los caballos había caído en un viejo pozo abandonado.
El pozo era muy profundo, por ende, la tarea de sacarlo sería extremadamente difícil.
El campesino fue rápidamente hasta el lugar del accidente y revisó la situación, asegurándose que el animal no se hubiera lastimado. Pero, por la dificultad y el alto precio para sacarlo del fondo del pozo, creyó que no valía la pena invertir en la operación de rescate. Tomó entonces la difícil decisión. Determinó que el capataz sacrificara al animal, tirando tierra en el pozo hasta enterrarlo allí mismo. Y así se hizo.
Los empleados, comandados por el capataz, comenzaron a lanzar tierra dentro del pozo, con la firme intención de enterrar al caballo. Pero, a medida que la tierra caía en el animal, éste la sacudía y se iba acumulando en el fondo, posibilitando al caballo subir mientras la pisaba. Los hombres asombrados notaron que el caballo impedía que se le enterrara y que contrario a ello estaba subiendo hasta que finalmente, consiguió salir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s