¿Por qué emprender puede ser una ciencia?

Innovación

¿Conoces Quirky? Es una empresa de Nueva York con un interesantísimo modelo de negocios. Allí se reciben diseños de productos innovadores hechos tanto por profesionales como por diseñadores aficionados. La compañía pone a votación los diseños y sólo los mejores, más útiles y, sobre todo, los más atractivos para los consumidores, se fabrican. A través de varios indicadores, que se pueden consultar en www.quirky.com, la empresa ha convertido a la innovación en algo de todos los días.

¿Cómo es esto posible? Quirky es la manifestación de una corriente muy interesante en los negocios: el emprendimiento esbelto (Lean Startup como se le llama en inglés).

El emprendimiento esbelto invita a los innovadores a desarrollar sus ideas a través pruebas “científicas” rápidas y baratas pero muy valiosas para mejorar la idea de negocio.

El principio detrás de esta corriente emprendedora pone en descubierto que cuando tenemos una idea de negocios suponemos muchas cosas. Suponemos, por ejemplo, que existen personas con una determinada necesidad y que además están dispuestos a pagar por resolverla. El emprendimiento esbelto sugiere que probemos esas suposiciones antes de invertir en grande.

El problema al probar esas suposiciones es que muchos emprendedores lo hacen de manera poco confiable. Hoy en día al escribir un plan de negocios se nos recomienda hacer extensas investigaciones de mercado basadas en encuestas o entrevistas aún antes de desarrollar un prototipo o producto. Quirky, por ejemplo, sí levanta ese tipo de información pero le muestra a los potenciales clientes (y no tan potenciales) diseños o vídeos de cómo funcionaría el producto. Esta manera más tangible de levantar información es una suerte de experimentación científica. Estos “experimentos” deben probar suposiciones especificas, que son similares a las hipótesis científicas.

Por ejemplo: cuando Quirky presenta un diseño pregunta: ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por un producto que haga estas maravillas?.

Como emprendedor, a cualquier nivel y en cualquier lugar, también puedes probar algunas de estas “hipótesis” a través de sencillos experimentos antes de invertir demasiado dinero, tiempo o esfuerzo. A estos experimentos se les llaman productos mínimos viables (MVP por sus siglas en inglés).

Algunos de los métodos más sencillos que recomienda Eric Ries, escritor del libro The Lean Startup, a nuevos emprendedores son:

  • Exploración del problema: Esto es precisamente lo que hace Quirky, pues presenta la idea y averigua directamente con los posibles clientes, si tienen o no una verdadera necesidad de ese producto.
  • Pitch del producto: Consiste en hacer un intento por vender el producto ¡aún si no has construido nada!. Esto te ayudara a saber si el mercado está interesado en pagar y cuánto.
  • El Mago de Oz: Se trata de presentar un servicio o producto como si fuera completamente automatizado pero en realidad se “hace a mano”.
  • Producto básico: El objetivo es dar un servicio o vender un producto muy sencillo, que satisfaga una necesidad muy especifica y no es necesario que el producto se encuentre completo y empacado.

Lo más importante de estos experimentos es que, como emprendedor, adquieras conocimientos para construir tu negocio de mejor manera. Si a lo largo de estos experimentos, en los que debes decidir los cambios por realizar sobre tu idea, encuentras información importante, debes aplicarla de inmediato, esa es la forma en la que la ciencia construye conocimiento y en la que los emprendedores forman riqueza.

Lic. Juan Esteban Sánchez Rodríguez

Tutor de Negocios en el Centro de Innovación y Liderazgo Emprendedor del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Hidalgo.

Director General de Galería 24

Si te gustó este post, no te pierdas:

El logo es la firma de tu empresa

No olvides dejar tus comentarios

5 comentarios en “¿Por qué emprender puede ser una ciencia?

  1. ¿Ser considerado como ciencia sólo por aplicar el método científico?
    Es cierto, falta saber usar las estadísticas como apoyo para la verificación de hipòtesis, pero tanto lo que se hace para ser considerado ciencia no lo creo. Por lo demás bien.
    Llegué aquí por mi estudio de maestría en matemáticas aplicadas.

    Me gusta

    1. La ciencia es un conjunto ordenado de conocimientos. El aplicar el método científico y obtener conocimientos sobre las mejores prácticas empresariales (aplicadas o no a situaciones específicas) demostrado de manera objetiva constituye la creación de conocimiento científico.

      Creo firmemente que las ciencias administrativas deben de ser consideradas como tal.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s