¿Miedo al fracaso? o, mejor dicho ¿miedo al éxito?

Mundo Emprendedor

10 trucos súper sencillos para enfrentar la indecisión y lograr el éxito en tu negocio.

1. Obtén el máximo de información en el menor tiempo posible:

Hace algunos años, durante un curso de PNL orientada a los negocios, aprendí que todo ser humano siempre toma la mejor decisión para resolver un reto dado, de acuerdo a los recursos con los que cuenta. Sin embargo, al paso del tiempo, el individuo puede arrepentirse al descubrir que podía haber tomado decisiones muchísimo más acertadas si tan sólo hubiera sabido lo que ahora sabe ¿Te suena familiar esta situación?

Luego, entonces, al obtener el máximo de información posible lo que estás haciendo es expandiendo el paquete de recursos para contar con un arsenal mucho más grande a la hora de tomar tu decisión. A este paso podríamos llamarlo planeación estratégica y probablemente estés de acuerdo conmigo en que es bien sabido que la planeación estratégica es calificada como de lo más importante para dirigir un negocio.

Por otro lado, el exceso de planeación podría provocar una parálisis, de tal suerte que el momento oportuno se esfumaría y para cuando se tome la decisión podría ser demasiado tarde ¿Has escuchado hablar de la parálisis de planeación? Esta es la razón, por la que hay que fijar un plazo para recabar información y que, si quieres tomar la mejor decisión posible en el mejor momento posible, debería ser respetado.

2. No te detengas a suponer, sólo investiga:

Durante el plazo de recabar información, es importante no evaluar, calificar ni conjeturar absolutamente nada. No te detengas ni te distraigas “Suponiendo cosas”. Total, la psicología moderna ha comprobado que el 95% de las suposiciones elaboradas por nuestra imaginación son situaciones que jamás sucederán. Entonces ¿Qué prefieres? ¿Suponer o recabar información? En cuanto se venza el plazo, ya tendremos tiempo de hacer conclusiones, no sin antes estudiar cuidadosamente todos los datos con que podamos contar.

3. Platica con los expertos en cada materia y pregúntales ¿Qué harían ellos o ellas?

La mejor manera de reducir monstruosamente la curva de aprendizaje es pidiendo consejo a los expertos en la materia. Los expertos son mentores que te orientan basados en su propia experiencia, así que yo te sugiero que te asegures de que tales mentores cuenten con experiencias “exitosas” para que puedan orientarte de la mejor manera.

¡Ah! Un tip importante podría ser: No consultes a quien más confianza le tengas ni a quien más cariño le tengas ni mucho menos a quien te dirá exactamente lo que quieres oír.

Sé un profesional y pídele consejo a quien más experiencia tenga en la materia. “Estamos hablando de negocios” ¿No es así?

4. Digiere toda la información en 1 día y prepárate a tomar la decisión mañana mismo a las 7am, justo después de trotar 600 metros:

¿Qué te llamó más la atención? Y vamos a ser sinceros, todo esto lo podemos argumentar. Libros como el método Silva de Control Mental, recomiendan “ingerir” la información durante el día con el hemisferio izquierdo para poderla “digerir” con el hemisferio derecho durante las horas de sueño. Además ¿Qué hora del día te parece  la mejor para decidir “Sin interrupciones”? ¿Estás de acuerdo conmigo que luego de trotar 600 metros tu cerebro está completamente oxigenado? Y, por si fuera poco, fijar una hora exacta es una manera de respetarte y hacer una cita formal contigo mismo(a). Después de todo, en tu negocio, Tú eres la persona más importante para ti mismo(a) ¿Verdad?

5. Anuncia tu decisión a todo el mundo y formaliza el primer acuerdo pagado:

Esto sería algo así como Hernán Cortés quemando los barcos al desembarcar en América. Haz algo que te imposibilite a dar marcha atrás. Si anuncias tu decisión públicamente ¿Te estás comprometiendo? Exactamente, de eso se trata, de que empeñes tu palabra. Ahora ¡Tendrás que cumplirla! Si pides algún anticipo a uno o varios clientes ¿Te estás comprometiendo? Claro, al final del día ¿No es eso justamente lo que quieres lograr?

6. Pon toda la maquinaria en marcha:

Si involucras a todos los miembros de tu equipo en la acción, tendrás un efecto similar al punto anterior. Generas un compromiso, empeñas tu palabra y, ahora, provocas que los miembros de tu equipo también empeñen la suya propia para lograr un objetivo común. Si los negocios son un juego de probabilidades ¿Estarás aumentando, de esta forma, las probabilidades de alcanzar exitosamente tu objetivo? ¡Por supuesto que sí!

7. Recuerda que a partir de este momento ¡No tienes tiempo! Así que aprovéchate al máximo:

Recuerda que la carrera siempre será contigo mismo(a), el bien será para ti. No te compares con nadie más. Si quieres un referente para medir los resultados, tendrás que ser tú mismo(a) haciendo algo igual o parecido con anterioridad y, si es tu primera vez, entonces diviértete registrando cuánto puedas de tu progreso en cada paso.

8. No te hagas zancadillas ¡Delega toda la operación! Lo tuyo son las negociaciones:

Curiosamente, todos los empresarios exitosos que conozco, de los que terminan su año con millones de pesos de utilidad, me dicen “Yo lo que sé es vender” o algo muy parecido. Y dije “Todos”. Así que, ya sabes lo que tienes que hacer. Procura que la mayor parte del tiempo estés ocupado(a) en la comercialización, mercadotecnia, publicidad, promoción, etc… En fin, asegúrate que estés ocupado(a) en vender.

9. Revisa cualquier faltante o hueco en el plan y resuélvelo ya:

La acción invariablemente descubre huecos, faltantes no considerados, retos y oportunidades imprevistas. Si ya te encuentras en la acción, además de felicitarte, permíteme compartir contigo el regalo que recibí de un gran administrador, ser humano y amigo mío. La máxima que enseñaba a todos los miembros de su equipo es “Los retos se hicieron para resolverse de inmediato”. Y ¿Sabes qué? ¡Funciona de maravilla!

 10. Remángate y ayuda un poco en cada tarea delegada al mismo tiempo que Motivas al personal:

 En muchos libros se habla al respecto, pero donde me encantó escucharlo y aprenderlo fue en la Dirección General del corporativo comercializador de pinturas que domina el 65% del mercado en todo el bello estado de Chiapas. El líder a la cabeza le decía casi en cada junta a sus directores de empresa: “Jóvenes ¿Qué necesitan? Mi trabajo es proporcionarles lo que necesiten para que brillen en el desempeño de sus funciones”. Si estás de acuerdo conmigo, después de esta gran frase, no hay nada más que decir.

Desapareció el miedo, sólo queda la acción… simplemente continúa.

Osain Dabián

COACH EMPRESARIAL

http://www.osain.ansup.com

También puedes leer:

2 comentarios en “¿Miedo al fracaso? o, mejor dicho ¿miedo al éxito?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s